¿CAMBIO DE FASE?

¿CAMBIO DE FASE?

Opinion
El pasar de fase no significa que el peligro de contagiarse haya disminuido, sino que los hospitales y las UCIS están preparadas para recibir una nueva oleada de enfermos, porque saben que la habrá.  El pasar de fase no es para echarse a la calle, como si nada hubiera ocurrido; como si los más de 27.000 muertos fueran cosa del pasado. “Total, unos cuantos viejos menos. Mejor para la Seguridad Social; se va ahorrar un montón de pensiones”. A toda esa chusma que llena terrazas; que se abraza por la calle; que se ríe de los timoratos que nos cubrimos con guantes y mascarillas, y se burla cuando mira hacia los balcones y ve que todavía quedan idiotas que aplaudimos a las ocho de la tarde (Eso ya no mola,…
Leer más
No soy ninguna heroína

No soy ninguna heroína

Opinion
¿Sabéis lo que más miedo me da del día en que todo vuelva a una relativa calma, y recobremos nuestras rutinas? El darme cuenta que sigo siendo la misma que hace cuatro, cinco, seis o siete meses. Que no soy ni mejor ni peor que antes. Que sigo teniendo los mismos defectos, las mismas manías, los mismos miedos, las mismas inseguridades y los mismos recelos. El día en que, por fin, nos “den el alta”, y las calles se vuelvan a llenar de gente, tengo miedo de llegar a pensar que he tirado unos meses (únicos de mi vida), por la ventana, porque teniendo todo el tiempo del mundo, no he acabado de escribir la novela que tengo a medias; ni he compuesto una sinfonía; ni he pintado un cuadro;…
Leer más
Cuestión de respeto

Cuestión de respeto

Opinion
Ilusa de mí; apostante por el buen hacer de la raza humana, pensaba que este año iba a ser diferente. Cada Semana Santa me cojo un berrinche. Ya sé que debería haberlo superado y que, a mis años, esas cosas tendrían que resbalarme, pero…no puedo evitarlo. Pensaba que este año, en el que todos estamos más sensibilizados; en el que, absolutamente todos, estamos metidos dentro del mismo barco; padeciendo los mismos miedos, y anhelando las mismas caricias, aprenderíamos a respetar los credos, o las costumbres de los demás. ¿Por qué todo lo relacionado con la religión católica (por supuesto, con las otras nadie se atreve), produce esa especie de urticaria, cuya picazón solo se alivia a base de mofas, de críticas y de menosprecios? ¿Por qué hay que presumir de…
Leer más
¿Hay que besar tanto?

¿Hay que besar tanto?

Opinion
Nos llenamos la boca los mediterráneos de que somos un pueblo de sangre caliente; un pueblo cálido, que necesita el contacto físico con los demás. Para demostrar afecto, o respeto, o simplemente educación, no hace falta ir apretando manos. No todas las manos son “apretables”: Manos blandas; manos sudorosas; manos que no sabes qué han tocado antes de estrechar la tuya… Para demostrar que queremos a las personas, no tenemos por qué estar besuqueándolas cada vez que nos las encontremos. Besar por besar.  Besos al aire que, el noventa por ciento de ellos, no son de verdad. El beso de verdad, ese que le das a tu hijo, a tu madre, a tu hermana, a tu abuelo, a tu amigo, a quien realmente quieres, es un beso ventosa. Es ese…
Leer más
Plácido Domingo… “Por lo visto, dicen que es un mujeriego”

Plácido Domingo… “Por lo visto, dicen que es un mujeriego”

Opinion
Hay cosas que me entristecen mucho porque no puedo controlarlas. A veces creo que soy mejor persona de lo que soy, y que tengo mi propio criterio. Hay veces que pienso que yo no me dejo arrastrar por las sucias aguas del río de la calumnia, o la difamación, o simplemente de la noticia sensacionalista, que se suelta como una bomba sin importar, (o importando), que a quien le caiga lo vaya a dejar hecho añicos. Han corrido auténticos mares de tinta en relación a los supuestos abusos sexuales por parte de este extraordinario artista. No soy quien para juzgar, entre otras cosas, porque yo no he estado en la cama de este señor para ver con quien retozaba entre sus sábanas. El único contacto que tuve con él fue…
Leer más
La muerte como único bálsamo al ego enfermo

La muerte como único bálsamo al ego enfermo

Opinion
Acabo de venir de la concentración de repulsa de los ciudadanos de Cornellà, al asesinato de una de nuestras vecinas. Una criatura de 28 años; una bellísima muchacha llena de sueños, como todas, y que buscó un futuro mejor lejos de su ciudad natal; muy lejos, en Reino Unido. Una mujer con todo el derecho del mundo de enamorarse y de desenamorarse. Una mujer que por decir “NO” ha sido asesinada… Perdón, que ahora hay que decir “presuntamente asesinada”,  aunque hayan encontrado al autor clavándole el puñal en el pecho. ¿Qué pasa por las cabezas de esos criminales? El odio, el rencor, la vergüenza ante la humillación de una ruptura; la soberbia de: “O mía o de nadie más”. Seres acomplejados, sin vida propia. Seres incapaces de crear un nuevo…
Leer más
Mi querido septiembre, ya estás aquí

Mi querido septiembre, ya estás aquí

Opinion
Ya sé que soy rara y que posiblemente muchos de vosotros pensareis todo lo contrario, pero…cuántas ganas tenía de pasar la hoja de la agenda y  encontrarme con este noveno mes del año. Tendréis que reconocer conmigo que septiembre, mucho más que enero, es el mes de los buenos propósitos y de las nuevas expectativas. Nuevos cursos; nuevas metas; nuevas, o renovadas ilusiones… Me ha gustado mucho la frase que acompañará a los treinta días de este mes en el calendario que tengo colgado en la cocina: “El mayor placer de la vida es hacer las cosas que la gente dice que no podemos hacer” ¡Me encanta! Rebeldía pura. Escuchar solo a tu corazón, y si algo sale mal, que nos sirva de experiencia, y a otra cosa. Septiembre es…
Leer más
Alfredo Pérez Rubalcaba consigue acallar los insultos por un día

Alfredo Pérez Rubalcaba consigue acallar los insultos por un día

Opinion
Siempre que ocurre un acontecimiento así, como el de ayer, no puedo dejar de pensar en unos de los refranes preferidos de mi madre: “Dios de libre del día de las alabanzas”. De ese fatídico día en que de repente, de golpe, por arte de birlibirloque, te conviertes en una persona maravillosa, generosa, simpática, altruista y hasta guapa. Ese día en que, solo por unas horas, (no os hagáis ilusiones, que ese alucinógeno efecto dura lo que se tarda en que te echen la tierra encima o te conviertan en ceniza), ya nadie se acuerda de los defectos, y mucho menos reconoce como propias las críticas vertidas, a veces con ferocidad, sobre la persona que descansa, de cuerpo presente, al fondo del velatorio. Sin embargo, y afortunadamente para el equilibrio…
Leer más
En un rincón del alma

En un rincón del alma

Opinion
Querido Alberto, supongo que la tristeza de dejar, por ahora, a tus seres queridos “acá”, se verá aliviada por el reencuentro que habrás tenido con todos los maravillosos seres a los que fuiste arropando con tu música, a lo largo de tus 79 años. Estoy segura que el beso que te habrá dado tu "Abuelo", llevará el aroma a la tierra mojada de su amada Galicia. Estoy segura que el abrazo de aquel “Amigo que se fue”, dejándote un irreemplazable espacio vacío, habrá sido tan intenso  que el cielo se habrá llenado de estrellas emocionadas, que habrán aplaudido como enloquecidas fans. Estoy segura que “Callejero”, al ver aparecer tu impresionante figura, habrá dejado de jugar con la libertad, y te habrá llenado de lametones, las manos que tanto le acariciaron.…
Leer más
Feliz verbena.  Feliz verano. Feliz desparrame de luz y sonido

Feliz verbena. Feliz verano. Feliz desparrame de luz y sonido

Opinion
Estaba releyendo la publicación que hice en este blog el último San Juan,  y me parece imposible que haya pasado ya un año. Sé que el tiempo vuela, pero ¿tanto? Claro que desde que dejé de trabajar, hace más de cinco meses (¡madre mía!), he perdido absolutamente la noción del tiempo. Ahora disfruto con la maravillosa pregunta que me hago a mi misma: ¿Qué hora debe ser? Ja,ja,ja. ¡Libertad! Pero de lo que no puedo escaparme, es de saber que ya está aquí el adorado y odiado verano. A partes iguales. Para muchas personas es una época añorada durante todo el año. Una época que implica sobretodo las maravillosas vacaciones. Que por fin, por unos días, se dejará atrás la rutina, el ver las mismas caras, un día tras otro, y…
Leer más