info@alicialakatosalonso.com

¿CAMBIO DE FASE?

El pasar de fase no significa que el peligro de contagiarse haya disminuido, sino que los hospitales y las UCIS están preparadas para recibir una nueva oleada de enfermos, porque saben que la habrá. 

El pasar de fase no es para echarse a la calle, como si nada hubiera ocurrido; como si los más de 27.000 muertos fueran cosa del pasado. “Total, unos cuantos viejos menos. Mejor para la Seguridad Social; se va ahorrar un montón de pensiones”.

A toda esa chusma que llena terrazas; que se abraza por la calle; que se ríe de los timoratos que nos cubrimos con guantes y mascarillas, y se burla cuando mira hacia los balcones y ve que todavía quedan idiotas que aplaudimos a las ocho de la tarde (Eso ya no mola, tío). A toda esa chusma, la metía en urgencias de cualquier hospital para que fuera espectador, de primera fila, de cómo a una enfermera le salpica en plena cara, el pus que ha escupido al toser violentamente, un enfermo con coronavirus,  porque sus pulmones están destrozados. Le llevaba a ver como los pacientes (sacados de una lista donde también está su nombre), se ahogan y sufren terribles dolores.

A esa gentuza que piensa que está por encima del bien y del mal, y que con ellos ya no va esta historia (A mí el gobierno no me prohíbe hacer lo que me salga de la polla….”), les llevaría a las UCIS, y los amorraría a la camilla donde a ese enfermo de coronavirus (que podía ser su padre, o su abuela, o él, de aquí unos meses), le introducen por la garganta hasta la tráquea un tubo conectado a una máquina, para que le vaya administrando el oxígeno que su cuerpo es incapaz de conseguir por sí solo.

He de reconocer que tengo miedo; una sensación que, hasta ahora, no había sentido. Mientras la ciudadanía formaba parte de un todo, y ese todo estaba luchando por una misma causa, común y excepcional, aunque parezca absurdo, me sentía segura. Estábamos todos en el mismo barco, ¿Pero ahora? ¿Y a partir de ahora?

Lo siento, pero cada vez creo menos en el ser humano. En este ser humano prepotente, narcisista, egoísta e ignorante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.