info@alicialakatosalonso.com

«La vie en Blau»: El jefe de los humanos

Hoy he ido a votar. Bueno yo no, porque creo que solo era cosa de humanos. He ido con Mª Ali a un sitio nuevo para mí. Había mucha gente en la entrada, de todas las edades, y algunos me han mirado y han sonreído. Hemos entrado en una habitación muy grande donde había más gente, y nos hemos acercado a una mesa en la que estaban sentadas dos chicas y un chico. Y también han sonreído cuando me han visto, y una de ellas le ha preguntado a Mª Ali: “ ¿Va a votar él?” Y aquí Mª Ali me ha despistado un poco porque le ha contestado: “A lo mejor lo tiene más claro que yo”, y todos se han echado reído. Aun no le encuentro la gracia. Había dos cajas, con una ranurita arriba, y Mª Ali ha metido un papel en cada una de ellas, y después nos hemos ido. ¿Eso es todo? Pensaba que me iban a dar alguna cosa, o ella se iba a quedar charlando con alguien, pero, ¡qué va! Media vuelta y para casa. ¡Pues vaya!

Por lo visto… a ver, que voy cogiendo cosas de aquí y de allá, porque tampoco lo tengo muy claro, pero parece ser que hoy se elige al que va a ser el jefe de los humanos. Al que nos va a cuidar y a proteger para que no nos pase nada malo. Un señor, o una señora que va a hacer que todos vivamos mejor; que todos tengamos comida, y agua, y un techo para no pasar frío, ahora que parece que empieza a hacer rasca. Vamos, lo que hace siempre el líder de una manada: luchar para que los suyos estén bien, y salvarlos de los peligros. Qué bonito debe ser tener un cargo así, ¿eh? Aunque debe dar mucho trabajo, debe ser una pasada vivir para los demás; para que nadie se muera de hambre, o si le duele la barriga que enseguida  lo curen; o si algún humano es malo y hace cosas malas, como tirar a un perrillo de un coche en marcha (tendría que empezar a olvidarlo, pero por ahora no puedo), le castiguen y le hagan prometer que nunca más lo volverá a hacer.

Por eso, si es tan bonito no acabo de entender lo que Mª Ali me ha dicho: “Venga Blau, vamos a ver a quien votamos, aunque no creo que sirva para nada. Otra vez los mismos perros, y hasta con los mismos collares (yo pensaba que eran humanos…) Otra vez perder el tiempo para que sigan sin ponerse de acuerdo entre ellos, y sigan pensando únicamente en tener el poder y aplastar al contrincante, y al pueblo que le den por el saco.  Te lo digo, como haya que volver a votar de aquí unos meses, lo va a hacer Rita la Cantaora»  ¿¿¿???

No sé a qué jefe habrá votado ella, espero que a uno que sea simpático; que le gusten los animales; que le guste el mar y las montañas, y quiera a todo el mundo por igual, aunque sean guapos o feos; gordos o flacos; blancos o negros. Y me gustaría sobre todo, ya que va a ser el jefe de todos los humanos (en realidad no estoy muy seguro de si de todos, o solo de unos cuantos), que con él se acaben las peleas, los gritos, la gente que hace daño a otra, solo porque es diferente o no piensa como ellos, y que ya nadie tenga miedo. Tampoco es tan complicado, creo yo. Que cada humano deje vivir en paz al otro humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.